Durante el domingo pasado, en entrevista con La Tercera, el ex senador Camilo Escalona aseguró que “lo óptimo” sería que el Frente Amplio y la ex Nueva Mayoría presentaran “una candidatura común a la primera vuelta de la próxima elección presidencial”. El llamado fue apoyado por los presidentes del PS, PR y PPD.

Sin embargo, el rechazo del Frente Amplió llegó poca horas después: durante el lunes, algunas de las figuras de la coalición expresaron claramente su rechazo a una eventual candidatura presidencial en conjunto.

“Estoy absolutamente en desacuerdo con lo que se intenta plantear. Creo que el diseño institucional que se reformó para que hubiera un sistema proporcional que ofrece diversidad de fuerzas a los electores y electoras. Somos coaliciones distintas y eso tiene que verse reflejado en las urnas”, señaló el diputado Giorgio Jackson.

Del mismo modo, su par Miguel Crispi añadió que “no veo un espacio donde el Frente Amplio no tenga una candidata o candidato presidencial propio, lo que pase fuera de eso son otras conversaciones. Pero creo que es un debate bastante infértil”.

Al interior de la coalición creen que primero se debe dar un debate programático, sin cerrar la puerta a otros partidos de oposición. Sin embargo, el bloque está decidido a diferenciarse de la ex Nueva Mayoría.

Según consignó La Tercera, el diputado autonomista Gonzalo Winter señaló que “podemos conversar, pero ellos van a tener que elegir: o los directorios de las AFP o las directivas de No+AFP”, mientras que su par Diego Ibáñez agregó que “para construir la unidad que todos queremos, la deuda es hablar sobre el término de las AFP, impuesto a los súper ricos, seguro universal en salud, normas medioambientales OMS, feminismo y participación ciudadana. Los pactos electorales tienen sentido cuando permiten que las ideas democráticas avancen y la vieja política de las élites retrocede”

Por su parte, desde Izquierda Autónoma, la diputada Camila Rojas también mostró su rechazo a la propuesta: “En el contexto actual no tiene sentido. Hay debates abiertos y otros tantos que separan aguas entre la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio. Antes de ponerse el traje electoral, tenemos que debatir”, argumentó.

Por ahora, el Partido Liberal es el único que se mantiene en acercamientos con el PS y el PPD, por lo que no quisieron entrar a la polémica. Así lo manifestó Vlado Mirosevic: Nos parece que es muy apresurado abrir este debate. Primero debatamos de ideas, después de elecciones. Pongámonos de acuerdo en proyectos en el Congreso, luego cualquier otra discusión”, sostuvo.