Esta mañana en Carahue, personal de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI detuvo a Ernesto Llaitul Pezoa, hijo del vocero de la Coordinadora Arauco Malleco, Héctor Llaitul Carillanca.

Ambos, padre e hijo, fueron víctimas de la llamada Operación Huracán, un cuestionado proceso en que la Inteligencia de Carabineros implantó pruebas para culparlos de una serie de atentados incendiarios. Hoy los policías responsables de la situación están en prisión preventiva.

Según los antecedentes que se conocen del procedimiento policial de hoy, a Llaitul Pezoa le hicieron un control policial y en el vehículo portaba un bidón de gasolina y manuscritos relativos a la “resistencia mapuche”.

En las próximas horas debería pasar a control de detención y eventual formalización.

La situación ha generado confusión, ya que no está claro si a Ernesto Llaitul se le descubrió cometiendo un delito en flagrancia o está relacionado a una investigación en curso.

Noticia en desarrollo