Durante los últimos años se han reportado diversos casos de pasajeros de la aerolínea Latam que pierden a sus mascotas a la hora de realizar un viaje. Esta vez, la usuaria Sofía Escobar denunció a través de redes sociales que la empresa extravió a su gata “Torvi” en el Aeropuerto de Santiago.

“Era un vuelo desde Santiago a La Serena. No la alcanzaron ni a subir al avión y se les perdió”, acusó la dueña del animal, añadiendo que “se les abrió la jaula estando completamente sellada (trataron a nuestra gata como maleta y ahí se les escapó)”.

En su denuncia pública, Sofía recalcó que la empresa no ha accedido a que dejen comida en los alrededores del aeropuerto con la esperanza de encontrar a “Torvi”, ya que les parece “poco factible” hallarla de ese modo. La pasajera recalcó que la jaula de su mascota, tras el extravío, se encontraba abierta y sin sellos.

“Estamos haciendo todo lo posible por encontrar a nuestra Torvi”, añadió Escobar, recalcando que la mascota llevaba un collar morado y etiquetas de Latam. En tanto, su hermano, Jorge Escobar Pinto, escribió en Facebook que “no es rara la pérdida de objetos personales por parte de una aerolínea, un mal rato que luego no tendrá mayor relevancia. Pero cuando esto pasa a ser con tu gato, tu perro, tu mascota, un compañero y claramente alguien de la familia, ya pasa ser algo grave, y una irresponsabilidad tremenda”.

Jorge añadió que “aún no podemos creerlo y estamos con mucha pena, esperando que por favor aparezca. No tiene ni siquiera un año cumplido, es muy alegre y juguetona, y de seguro debe estar muy asustada”.

La familia llamó a compartir la denuncia para “generar más conciencia respecto a situaciones como esta, porque no es la primera ni será la última. Es triste pensar que en la medida que esto no se sepa, difícilmente dejen de ocurrir estas irresponsabilidades. Me encantaría que LATAM Airlines pueda darnos alguna respuesta”.

Entre otros casos de extravío de mascotas de la aerolínea, en marzo de este año una familia denunció que la misma empresa envió por error a su perro y a su gato a Miami cuando retornaban desde Isla de Pascua a la capital.