Una vez más un oficial de carabineros es criticado por el poco criterio al desenfundar su arma de servicio.

Ocurrió ayer en pleno centro de Viña del Mar, cuando un joven oficial procedió a detener a un comerciante ambulante. Los hechos ocasionaron una discusión y forcejeos, a lo que el carabinero no encuentra nada mejor que amenazar con su arma a todas las personas que estaban en el lugar.

Al percatarse que estaba siendo, el oficial se aleja lentamente del lugar. Desde la Primera Comisaría de Viña del Mar aseguraron que se instruyó una sumario administrativo para esclerecer los hechos y determinar responsabilidades.

Vale recordar que Carabineros cuenta con un protocolo de uso de armas de fuego, que incluye una serie de acciones y advertencias antes de sacarla a vista de la gente, además de ser claro en que no se debe “poner en riesgo la integridad de terceros”.

Protocolo uso de arma de fuego de Carabineros