Las denuncias de agresiones sexuales en la Pontificia Universidad Católica remecieron las elecciones de federación de estudiantes en la casa de estudios. Pese a la acusación conocida esta semana en contra de su candidato a presidente Ignacio Palma, el Movimiento Gremial obtuvo el primer lugar y disputará la segunda vuelta contra la Nueva Acción Universitaria.

A la primera denuncia se sumó otra más, contra el candidato a vicepresidente de la lista Surgencia, que agrupa al Frente Amplio y el PC.

Esta mañana, el diputado y ex presidente de la Feuc, Giorgio Jackson, comentó estas situaciones en #AquíYAhora, el programa de El Desconcierto y Súbela Radio. En conversación con Rayén Araya, el parlamentario aseguró que estos hechos se ven amplificados en los medios “por el carácter elitista de la universidad y por su peso específico en la sociedad”.

“Este es un problema de la sociedad chilena y global. Cuando hablamos de patriarcado es algo que domina las relacione sociales en el mundo desde hace mucho tiempo, pero que se ve aumentado en lugares donde se manifiesta el conservadurismo y la Católica es uno de esos lugares. En esta oportunidad tocó la denuncia en marco de una elección, una denuncia para la que las instituciones no están preparadas. En este caso corresponde creer en el relato de la victima”, agregó Jackson.

Sobre el correo que se filtró de las fiestas gremiales, asegura que “no hay espacio para la empatía cuando uno lee algo así. El relato del posteo suena verosímil luego de leer un correo de esas características”.

Consultado sobre el caso de violación al interior de Revolución Democrática, el diputado reconoció que “no hay doble lectura: esa denuncia no fue bien tratada”.

Te puede interesar: La denuncia por violación que remeció a Revolución Democrática

“Se hicieron muchas cosas y yo no dudo de las personas que estuvieron a cargo del Tribunal Supremo, en su mayoría mujeres que trataron de proteger a la víctima. Lo que pasó es que, por el interés de tomar iniciativas, se pasó a llevar el proceso”, agregó, en referencia a pesquisas que se intentaron hacer y que corresponden a la justicia.

Evidentemente no podemos reemplazar a la justicia. Fue un error por exceso de proactividad o descuidado. El interés era precisamente hacer algo, que llevó a errores. No se puede repetir y tenemos que aprender la lección”, afirmó.

Según Jackson, “el feminismo nos plantea una pregunta súper importante”, que es el rol que tienen que jugar las organizaciones como los partidos. “Está claro que no nos podemos quedar quietos. Nosotros nos equivocamos y tenemos que buscar otras formas de actuar”.

Puedes ver el capítulo completo de #AquíYAhora acá: