La aplicación móvil Cornershop ha sido uno de los negocios más destacados durante los últimos años en Chile y el mundo.

De hecho, la plataforma, que permite comprar en supermercados de manera online, fue comprada por Walmart por US$225 millones, sin embargo, su éxito también ha estado mediado por las condiciones en las que tienen a sus trabajadores, quienes sufren un escenario de precariedad laboral.

Un trabajador de la aplicación llamado Martín Garretón sostuvo a Sábado que no sabe qué pasaría si es que tiene un accidente mientras va a dejar los pedidos en auto. Lo cual deja en evidencia que la plataforma no tiene políticas de protección en esto casos.

Esto fue confirmado por el gerente de Cornershop, Juan Pablo Cuevas, quien afirmó que “es algo que no hemos solucionado, y estamos trabajando en cómo darles más seguridad. Lo único que tenemos hasta ahora es un seguro de responsabilidad civil, que podemos usar con personas cuando tienen accidentes, pero es algo no muy bacán. Tal como Uber, Cabify y otras aplicaciones, no hay regulación tan clara”