El complejo forestal e industrial Nueva Aldea de Celulosa Arauco, ubicado en Ránquil, región de Ñuble, vivió este lunes una trágica jornada. Un trabajador murió en un accidente laboral a raíz de un atropello por parte de una de las máquinas de la empresa.

El accidente tuvo lugar por causas que a estas horas se están investigando y aún son desconocidas. Sin embargo, desde Celulosa Arauco aseguraron que la muerte del empleado se debió al desplazamiento de una máquina, que atropelló a los trabajadores que se encontraban detrás: uno de ellos falleció y el otro quedó herido de gravedad y fue trasladado al Hospital Herminda Martín de Chillán.

La víctima mortal es un trabajador de la empresa de servicios Andritz, encargada de la mantención de maquinarias. Tras el accidente, llegaron hasta el lugar de los hechos voluntarios de Bomberos de Ñipas, y miembros de la Brigada de Homicidos de la PDI y del Servicio Médico Legal para el retiro del cuerpo.