Anoche en cadena nacional, el presidente Sebastián Piñera anunció los pilares de los que será su reforma previsional, con la que promete aumentar en un 40% los montes de las actuales jubilaciones.

Las críticas no se hicieron esperar al mandatario, porque la propuesta no cambia la lógica del negocio de las empresas administradoras de los fondos de pensiones, las AFP, que han sido el principal foco de críticas de las masivas movilizaciones sobre el tema en los últimos años.

El anuncio consistió principalmente en el aumento de un 4% de la cotización, llegando a un 14% a cargo del empleador. Cada persona podrá elegir quién administra ese porcentaje extra entra nuevas instituciones que se crearán para este fin, lo que según el gobierno dará mayor competencia a la cerrada industria de las AFP.

El pilar solidario aumentará en un 0,2%, también a cargo del empleador.

Además, Piñera instó a todos los jubilados o que están por jubilar a postergar su retiro. Trabar por 5 años más, dijo, puede aumentar en un 40% el monto de la pensión.

Se espera que el proyecto ingrese al Parlamento el próximo 5 de noviembre, pero las críticas de la oposición no se hicieron esperar.

Desde el Frente Amplio, las diputadas Gael Yeomans, Maite Orsini y Giorgio Jackson manifestaron sus críticas a través de Twitter, enfocando en que como respuesta a las bajas pensiones, “el gobierno responde con más AFP”.

La senadora DC Carolina Goic, enfocó su crítica a la supuesta elección de administración del 4%. Según ella, “más actores no significa mayor competencia ni mejora en las pensiones. Puede ser más de lo mismo”.

Los también senadores Carlos Montes (PS) y Adriana Muñoz (PPD) mantuvieron el mismo tono, enfocando en que la propuesta solo profundiza el modelo existente.

“Me queda la duda en el Pilar contributivo, porque mantiene la misma lógica e insiste en la lógica de mercado. El Presidente no considera que este es un sistema absolutamente deslegitimado. La ciudadanía no cree en las AFP”, afirmó Muñoz.

Por su parte, el presidente de Senado aseguró que “la propuesta parece ser más de lo mismo. Parece que no cambia la lógica del sistema de AFP. No asegura pensiones mayores, no es un sistema de seguridad social”.