Según la Ley de Educación Superior, en el año 2020, todas las instituciones de educación superior que no estén acreditadas deberán iniciar el proceso ante la Comisión Nacional de Acreditación. 

El proceso puede suponer el cierre de algunos plantes de la educación superior que no cumplan con los requisitos. Según un análisis de Acción Educar, existen 64 instituciones no acreditadas actualmente, donde se encuentran estudiando 103.047 alumnos y alumnas. Del total, 12 son universidades, 30 centros de Formación Técnica y 22 Institutos Profesionales.

Otro dato que preocupa es que 39 de estas instituciones -con cerca de 36 mil estudiantes- nunca se han sometido al proceso de acreditación, por lo que no cuentan con la experiencia para superar la prueba. Además, los 103 estudiantes involucrados con dichos planteles equivalen al 8,2% del total de la matrícula de 2018 en educación superior, de un total de 1.262.771 estudiantes.

Según los expertos, la obligatoriedad afectará a grandes y pequeñas instituciones. Así lo explicó Daniel Rodríguez, director ejecutivo de Acción Educar, a la Tercera: “Hay nueve universidades privadas no acreditadas con más de mil alumnos, lo que quiere decir que tienen el tamaño de la U. Arcis. Están en mejor pie para la acreditación, pero eso no implica que no puedan cerrar”.

La Universidad de Aconcagua y Los Leones son algunos de los planteles que nunca se han acreditado. Sin embargo, de los recintos sin acreditación, el más grande es el Instituto Superior de Artes y Ciencias de la Comunicación (IACC), dedicado a las carreras online y con más de 13 mil alumnos, mismo número que la Universidad Central.

En tanto, entre las más pequeñas se encuentra el IP Agrario Adolfo Matthei, que cuenta con un total de 586 estudiantes y logró acreditarse. Tras él, existen 41 instituciones más pequeñas sin certificación.