Tras recibir una denuncia por la violación y torturas que habría sufrido una interna al interior de la cárcel de Calama, el Instituto Nacional de Derechos Humanos anunció que presentará una querella.

La mujer se encuentra en prisión preventiva desde el pasado 18 de mayo por el delito de parricidio en contra de su marido, según informó BioBioChile. En un comienzo se debió a una ampliación en la detención y desde el 21 de mayo está cumpliendo con la medida cautelar de prisión preventiva.

La mujer denunció que durante la noche y madrugada del pasado miércoles 24 de octubre, mientras se encontraba en una celda de aislamiento, dos hombres ingresaron a su habitación, la golpearon y la violaron.

La interna relató los hechos al día siguiente ante el Juzgado de Garantía y la magistrada ordenó que fuera derivada a constatar lesiones en un recinto hospitalario. Tras confirmarlas, se dio inicio a una investigación de parte de la Fiscalía y a la querella del INDH.

Consuelo Contreras, directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, sostuvo que “rechazamos la violencia en contra de las mujeres en todas sus formas y en cualquier circunstancia. En este caso, es particularmente grave que se trate de una brutal agresión sexual y que haya ocurrido respecto de una mujer que se encuentra en custodia del Estado”.

Además, añadió que están interviniendo “para que estos hechos se investiguen en todas las instancias que corresponde y se adopten a la máxima brevedad medidas de protección en favor de la víctima”.

La mujer fue trasladada sin informar a su defensa al C.D.P de Tocopilla, donde pasó la noche en una celda de castigo con excremento en las paredes. Por su parte, el jefe de la Unidad Jurídico Judicial del INDH, Rodrigo Bustos, añadió que la entidad presentará una querella por el delito de torturas con connotación sexual y anunciaron que pedirán medidas de protección para la interna.