La opción de dar “me gusta” a los tweets de distintos usuarios es una de las más populares en Twitter, sin embargo, los creadores de la red social están evaluando eliminarla próximamente.

Según informa The Telegraph, Jack Dorsey, fundador de Twitter, comunicó en un evento de la compañía que, paradójicamente, no le gusta el botón de ‘Me gusta’ y que evalúa modificarla en un futuro cercano, lo que se convertiría en uno de los cambios más profundos para las posibilidades del usuario.

Esta función se introdujo en 2015 para reemplazar al botón de “Favorito” que tenía forma de estrella y que permitía a las personas marcar tweets para leerlos más tarde, con el propósito de fomentar la interacción entre los usuarios.

Pero durante el último tiempo la red social ha debido enfrentar una serie de críticas que señalan que los likes se usan para subir la popularidad de mensajes para propagar el odio y para extender el acoso que una persona o grupos puedan sufrir. Esto debido a que la cronología del timeline muestra a los seguidores de un usuario cuando este le da “me gusta” a un tweet, tal como si se tratase de un retweet.

La red social además fue atacada por un grupo de trolls para difundir fake news durante las pasadas elecciones de Estados Unidos.

Sin embargo, además de la política existen más razones: el botón “me gusta” sería uno de los gatillantes de las adicciones a las redes sociales, donde los usuarios “anhelan el respaldo de sus pares”, y muchas personas incluso llegan a eliminar mensajes si no cuentan con la “aprobación” necesaria.

De este modo, Dorsey señaló que quiere hacer de Twitter un “lugar más saludable”, y que también se esfuerza en eliminar las fake news y hacer la plataforma más democrática, por ejemplo, con el proceso de verificación.