El año pasado, en plena tramitación de la Ley de Educación Superior, que garantiza la gratuidad universitaria, senadores de Chile Vamos llegaron a un acuerdo con el gobierno de Michelle Bachelet de no llevar el tema al Tribunal Constitucional a cambio de garantizar recursos para la beca Bicentenario.

Lo que no esperaban los parlamentarios es que sería su propio gobierno el que incumpliría dicho acuerdo.

Fue la senadora Ena von Baer (UDI) quien levantó las alertas ante los 32 mil millones de pesos que quitó el Ejecutivo de la beca Bicentenario, lo que según ella dejará a 14 mil 200 alumnos de instituciones privadas sin gratuidad. “Cuando uno revisa el presupuesto, se encuentra con que el Gobierno, mi gobierno, no está cumpliendo con el acuerdo alcanzado en la discusión del presupuesto del año pasado, que está en una glosa presupuestaria y por lo tanto es ley”, afirmó a Bío Bío.

El jefe de la División de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, reconoció que se quitaron fondos a la beca y adelantó que es difícil que se repongan.

La subcomisión especial mixta de Presupuestos abordó ayer la partida de Educación, donde se escucharon otras críticas a la propuesta del Ejecutivo.

El rector de la Universidad de Santiago, Juan Manuel Zolezzi, por ejemplo, criticó que los recursos comprometidos para fortalecer los planteles estatales aumentan apenas un 0,3%.

Al no haber acuerdo ayer, las partidas 29 y 30 del Ministerio de Educación pasaron a la comisión mixta de Presupuestos.