José “Pepe” Ortega, conocido cura de San Juan Argentina, nunca imaginó que el joven que le escribió en WhatsApp para entablar una íntima conversación le estaba tendiendo una trampa. El sacerdote renunció a su cargo clerical y pidió disculpas tras ser denunciado.

La cuenta de Facebook Triqueta Diversx reconociera haber creado un perfil falso para destapar las intenciones del religioso. Utilizando el nombre de “Lisandro” y enviando fotografías de un joven, Ortega comenzó a experimentar confianza y a subir el tono de la conversación hasta pedirle concretar un encuentro.

“Hace unos días un amigo nos escribió que estaba recibiendo mensajes a altas horas de la noche de alguien que le decía ‘somos amigos en Facebook, saqué tu número de ahí‘, resultó ser un conocido cura de San Juan: Pepe Ortega”, informó la cuenta a cargo de la trampa. Así nació la idea de crear una cuenta falsa para descubrir las intenciones del religioso.

En la publicación, agrega que “he aquí el chat de 24hs mantenido con Ortega (el cura José Ortega), el cual pretendía que nos juntásemos a ‘comer, tomar un helado’, para conocer en vivo y directo al ‘pequeño joven’ -como llamaba a Lisandro-. Pero bueno, si leen el chat, verán cómo la comida y el helado fueron olvidados para dar lugar a la lujuria clerical cazadora de ‘pequeños jóvenes’ (hay registro de audios con la voz de Ortega). Llegó al lugar pautado, tomé las fotos y me retiré”.

En las conversaciones, el religioso jamás ocultó su rol pero tampoco dudó en indicar sus intenciones: “Estás buenísimo, estoy re caliente”, escribió en un momento. El sacerdote incluso llegó a enviarle fotografías íntimas a su interlocutor.

Tras el destape del caso, Ortega debió pedir disculpas para luego renunciar a su cargo:  “Quiero comunicarles que debido a una mala conducta mía, que no corresponde a un sacerdote, he usado las redes de manera indebida, haciendo propuestas que no corresponden a mi condición de célibe y como esto ha tomado estado público y ha provocado escándalo y se ha viralizado es que he tomado la decisión de renunciar como cura párroco y también a todas las tareas y oficios que se me han encomendado dentro de la iglesia”, señaló en un video.

Por último, el religioso aseguró que se hará cargo de la situación y añadió que “experimento con dolor mi pecado”.

Mira las conversaciones a continuación: