El panameño Armando Cooper no para de sufrir. Tras su opaco paso por la Universidad de Chile, club con el que apenas alcanzó a disputar unos minutos en cancha, el jugador llegó al Dínamo de Bucarest para encontrar nuevos desafíos futbolísticos.

Sin embargo, en Rumania el recibimiento no fue de lo mejor. Durante el pasado lunes, tras ser sustituido mientras su equipo empataba a 0 ante el Corncordia Chiajna en el minuto 86, el mediocampista recibió los insultos racistas de los hinchas de su propio equipo. Cooper intentó responder con un gesto, pero su actitud provocó más a los fanáticos.

Tras su ademán en respuesta, uno de los hinchas decidió agredirlo con un escupitajo, algo que realmente enfureció al seleccionado de Panamá. Tras intentar responder, enfrascándose en la pelea, uno de los guardias del lugar intervino para evitar que el incidente pasara a mayores.

“Un grupo de ultras comenzó a insultarlo y a hacer sonidos evidentemente racistas”, informaron los medios rumanos sobre lo ocurrido. Incluso algunos reportaron que el ex jugador de la U pidió la rescisión de su contrato tras recibir insultos racistas, aunque luego cambió de opinión.

Sin embargo, el equipo ha mantenido una mala campaña y el futuro de Cooper tampoco parece promisorio en tierras rumanas.

Mira el video a continuación: