“Señor Presidente, por favor, cierre las termoeléctricas a carbón de las zonas de sacrificio. Nuestros compatriotas están muriendo”. Este es el dramático llamado que dirigentes locales, organizaciones nacionales, músicos, actores, actrices, parlamentarios, concejales y periodistas, entre otros, hacen a Sebastián Piñera.

Este la exigencia que hace la campaña#Chaocarbon para que el jefe de Estado se haga cargo del mandato constitucional, ético y político, de proteger el derecho a la salud y la vida de los chilenos a vivir en un ambiente libre de contaminación.

Esta campaña surge en respuesta al apocalíptico escenario de más de mil quinientos niños y adultos intoxicados recientemente en Quintero y Puchuncaví, quienes conformaron una coalición de organizaciones regionales y nacionales para que el presidente, Sebastián Piñera, “cierre ya! Las 28 termoeléctricas a carbón que operan en el país”. Dada  su concentrada localización y contaminación, las termoeléctricas afectan  gravemente a cinco comunas denominadas Zonas de Sacrificio; Tocopilla, Mejillones, Huasco, la bahía de Quintero-Puchuncaví y Coronel.  

Las intoxicaciones masivas sufridas en agosto y septiembre por la población de Quintero han puesto en evidencia el grave riesgo en que viven miles de compatriotas en estas zonas altamente contaminadas. Hecho que atenta contra los derechos humanos y las comunidades en todo el país, que no quieren ser cómplices de esta situación de persistente afectación a la salud y vida de nuestros compatriotas.

Actualmente, estas industrias contaminantes emiten un 97% del dióxido de azufre, un 91% del dióxido de carbono y un 88% del material particulado del parque eléctrico nacional. Estos gases contaminantes afectan a Mejillones donde operan 8 carboneras, Tocopilla con 7 carboneras, Huasco con 5, Quintero-Puchuncaví con 4 y Coronel con 3, situación ante la cual han sido declaradas zonas latentes o saturadas de contaminantes. Los impactos contaminantes sobre la salud, procedentes de generación eléctrica basada en la combustión de carbón, han sido alertados por la Organización Mundial de la Salud y ampliamente conocidos por la comunidad médica internacional, que ha hecho un llamado a cerrar o reconvertir dichas plantas como un imperativo para el resguardo de la salud pública.

Con más de un centenar de videos, la campaña ciudadana #ChaoCarbon reúne tanto a líderes de opinión como a personas de las comunidades. Por ejemplo, a las Mujeres de Zonas de Sacrificio, quienes se han organizado para dar a conocer a todo Chile la dura realidad de quienes viven día a día bajo la contaminación atmosférica, de aguas y de suelo. En el sitio web de la campaña www.chaocarbon.cl se reúnen firmas para que el mensaje de destacados artistas, senadores, diputados, representantes de organizaciones ecologistas y las comunidades se escuche y se haga presente en los medios.