El 2018 ha sido uno de los peores años en la industria de las comunicaciones. A los cierres de Revista Paula y Qué Pasa, se sumaron los más de 300 despidos en Canal 13.

Hoy, se suman otros dos canales de realidades bastante disímiles. Mega, la señal del grupo Bethia que lidera los rating en prácticamente todo horario, y TVN, el canal público que enfrenta una grave crisis financiera.

Mega tuvo ganancias por más de mil millones de pesos el primer semestre de 2018. Según informa El Dínamo, serían alrededor de 20 los despidos que obedecerían a una “reestructuración” y no por razones comerciales.

En TVN, en cambio, el miércoles negro alcanza a cerca de 80 personas que que perdieron su trabajo. Hace unos días ante la comisión investigadora de la Cámara de Diputados, el director ejecutivo, Jaime de Aguirre, confirmó que se llevarían a cabo los despidos como parte de un plan de ajuste y que serían de la forma “menos dolorosa posible”.