La noticia del asilo político otorgado a Ricardo Palma Salamanca por parte de la Oficina Francesa de Protección de Refugiados no fue bien recibida al interior de la UDI. La presidenta de la colectividad Jacqueline van Rysselberghe calificó el hecho de “indignante y sorprendente”.

“Lamentable que un gobierno de un Estado democrático otorgue asilo a responsable del asesinato de nuestro fundador Jaime Guzmán. Agotaremos instancias para intentar que la solicitud de extradición se curse. Mala señal de Francia en esfuerzos por combatir terrorismo internacional”, señaló la senadora gremialista.

“No es sólo una afrenta a nuestro partido, es una falta de respeto gigante contra nuestro país que Francia ponga en duda que en Chile existe estado de derecho“, agregó van Rysselberghe.

En esa línea, comentó que es difícil de entender que una persona que fue condenada “por los tribunales chilenos por asesinar a un senador electo en democracia, que cumplía condena en una cárcel de alta seguridad del cual se escapó y que hoy está en Francia, sea protegido por el estado francés”.

Por su lado, el senador de la UDI Juan Antonio Coloma declaró que se trata de “una pésima noticia para Chile y la justicia. Algunos se llenan la boca hablando de la lucha contra el terrorismo, pero flaquean cuando se trata de condenar este tipo de cosas”.