En una segunda declaración, el rapero chileno Andi Ferrer, conocido popularmente como Portavoz salió a reconocer sus errores ante la acusación de encubrimiento que pesa sobre él. El músico anteriormente había negado la situación e incluso anunció acciones legales contra la mujer que lo denunciaba.

Ferrer explicó que luego de conversar y reflexionar con varias y varios amigos, compañeros y su familia, tomó conciencia de sus actos y reconoció el error. “Pido disculpas públicas por descuidar el dolor de una hermana afectada, por cuestionar permanentemente su relato y por despreocuparme de su delicada situación, algo que como hombre nunca he vivido“, escribió.

“Pasé por alto que vivimos en una sociedad profundamente machista y patriarcal, que siempre cuestiona el relato de las mujeres cuando acusan ser violadas o abusadas. Perdón hermana, no estuve a la altura de tus expectativas como sujeto político, como amigo y compañero”, agregó.

Portavoz reconoce que tuvo una actitud individualista y que prefirió “privilegiar los lazos artísticos“, sin tener “claridad ni protocolo de acción para aclarar esta situación”.

“Soy un machista, y tengo muchas cosas en mi persona que debo deconstruir y cambiar, muchos privilegios que abandonar, y quizás una de las cosas positivas de todo esto es para que se den cuenta que no soy un “referente” ni un “ídolo”, soy una persona con contradicciones como cualquier otra”, puntualizó en su declaración.

El artista reconoció que ya no es el mismo de sus años revolucionarios y militantes, comentando además que se alejará de los escenarios por un tiempo. “Debo de admitir que estos últimos años he estado viviendo una suerte de “adolescencia tardía”, conociendo el mundo del carrete y la bohemia, frecuentando contextos de vacile y excesos, que es donde precisamente más se dan las situaciones de violencia y abuso”, contó.

De igual forma, comunicó que las acciones legales a las que se refirió en su declaración anterior, no serán efectivas y que fueron parte de un arrebato. “No llevaré este problema a la justicia de los ricos, que además, tiene un evidente carácter machista y patriarcal, cuestionando siempre el relato de las mujeres en situaciones de abuso”, mencionó.