La Brigada de Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones se encuentra investigando una denuncia de una joven de 18 años que aseguró que fue abusada sexualmente por un médico de un Cesfam de San Antonio.

La joven afirmó en su testimonio que fue al recinto asistencial debido a que tenía una erupción cutánea en su rostro producto de una alergia, según consigna Radio Bío Bío.

Fue allí donde el profesional que la atendió le recetó una crema que tenía que aplicar en todo su cuerpo, a pesar de que su alergia solo había afectado su rostro. No obstante, el tratamiento afectó aún más su piel, razón por la cual fue de nuevo al recinto asistencial.

En la segunda consulta el funcionario le pidió que se desvistiera por completo, lo que incluyó que se sacara su ropa interior, bajo el pretexto de descartar algún problema en su zona genital.

La joven siguió las ordenes del médico debido a que pensaba que era un procedimiento normal. Sin embargo, el funcionario la acostó en una camilla y le realizó tocaciones en sus genitales.

Según el relato de la víctima, el actuar del médico le causó un dolor agudo e intentó apartarlo, sin embargo, el hombre ejerció presión.

El funcionario aún se encuentra ejerciendo sus labores en el Cesfam de Barrancas mientras la PDI realiza la investigación.