La Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen) del 2017 reveló que casi 500 mil hogares en Chile no tienen agua potable o red de alcantarillado.

Según la medición, 1.431.162 se ven afectadas por esta situación a lo largo del país, según consigna La Tercera.

La región más afectada por la falta de este servicio es La Araucanía donde hay 241.378 ciudadanos en esta situación. Luego sigue la Región Metropolitana con 224.499 personas afectas y Los Lagos con 203.021.

Desde el Ministerio de Obras Públicas se comenzó a trabajar en esta problemática con el fin de encontrar soluciones a corto plazo. Para el ministro subrogante de Obras Públicas, Lucas Palacios, la escasez de este recurso básico “es una realidad, la que se puede seguir profundizando en el futuro”.

El MOP está siendo proactivo en enfrentar esta situación con un programa de obras y nuevas tecnologías que permitan abordar el problema“, agregó la autoridad.