Hoy se realizó el funeral de Kevin Garrido, el joven que fue condenado por el “Caso Bombas” y que fue asesinado en la cárcel Santiago 1 después de una supuesta riña.

En horas de esta tarde se realizó el cortejo fúnebre del joven de 21 años y según denunciaron observadores de Derechos Humanos, éste no se pudo realizar con normalidad debido al actuar de Carabineros.

Las denuncias establecen que personal de Fuerzas Especiales paró un bus del cortejo en Paramericana con Departamental para realizar un control de identidad. Además de esto otro contingente se encontraba en la entrada del cementerio.

Foto: DD.HH. Sutra Chile

En la misma línea, se denunció que un joven fue atropellado y detenido en el cortejo fúnebre y que actualmente se encuentra en el Hospital Parroquial de San Bernardo.