El diputado Eduardo Durán acusó que existen elucubraciones dentro de la iglesia para perjudicar a su padre, quien está siendo investigado por su abultado patriomonio.

Durán descartó que exista un lavado de dinero o infracciones tributarias dentro de los bienes de su padre, que actualmente están siendo indagados por la PDI y la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente.

Cabe recordar que el obispo Durán ostenta 12 propiedades y 8 automóviles con un avalúo fiscal de 1.152 millones, según consigna La Tercera.

“Lo importante es el resultado de la investigación, el obispo Durán, mi padre, ni siquiera ha sido llamado a entregar su versión o los antecedentes, ni siquiera ha sido formalizado, por lo tanto son elucubraciones que muchas veces sectores dentro de la misma iglesia sacan a luz para perjudicar a otra persona”, sostuvo a CNN el diputado RN con respecto a la situación de su padre.

En la misma línea, el parlamentario llamó a respetar la presunción de inocencia. “Tengo confianza en que esta indagación arrojará resultados positivos y que el obispo Durán podrá continuar ejerciendo su labor eclesiástica”, agregó.

Además de esto, Durán sostuvo que fue requerido por la PDI debido a que tiene dos oficinas a su nombre que son propiedad de su padre. Una avaluada en $357 millones y la otra en $355 millones.

“Soy profesional, tengo mis estudios, toda una vida de trabajo, soy parlamentario electo por la ciudadanía, así que siempre estará la mejor colaboración para apoyar las labores investigativas que realizan los organismos nacionales”, cerró.