A raíz del proyecto de ley Presupuesto 2019 que se está tramitando actualmente en el Congreso, como estudiantes universitarios rechazamos la cifra que se le ha asignado a las Universidades Estatales.  Si bien se han reducido y aumentado diversos ítems, la realidad es que finalmente se recibiría un aumento de un 0,3%.

No puede ser que un gobierno que habla de fortalecer la educación pública y mejorar la calidad de la enseñanza invierta tan poco en sus propias instituciones educacionales. Creemos que este porcentaje cercano a 0 es una decisión irresponsable no solo con los estudiantes de dichas Casas Universitarias, sino con todas las comunidades que componen y luchan día a día por mantener vivas a las Universidades Estatales.

Dentro de los ítems que se ven perjudicados en el proyecto se encuentran puntos tan importantes como los recursos de apoyo a innovación en educación superior (-68,9%), los montos destinados para la internacionalización de las universidades (-41,7%) y el Fondo de Desarrollo Institucional Mecesup (-38,6%). Este último justamente apunta al mejoramiento de la calidad y la equidad en la educación terciaria, lo que demuestra la incoherencia entre el discurso y las acciones del gobierno.

También nos preocupa enormemente la realidad a la que se enfrentarían las universidades de O’Higgins y de Aysén, las cuales en comparación con lo recibido en 2017 se les reduciría en un 100% el aporte. Mientras que los Centros de Formación Técnica (CFT) estatales también sufrirían una reducción de 19,5% en su presupuesto.

Asimismo, creemos necesario terminar con la lógica de vouchers hacia las instituciones del Estado, por lo que es necesario que los fondos que se entregan por gratuidad sean aumentados a través de cada estudiante, sean entregadas directamente por medio de aportes basales.

No podemos permitir que el presupuesto 2019 se apruebe en los términos que en este momento está siendo expuesto. Exigimos que las promesas hechas con los estudiantes y sus familias tengan coherencia con los recursos que se les entregan.


Juan Pablo De la Torre Morales, presidente Feusach, Vocero Confech y Valeria Verdejo Parra, secretaría General FEUV y Vocera Confech.