Luis Torres, el director de la Unidad Especializada en Derechos Humanos, Violencia de Género y Delitos Sexuales de la Fiscalía Nacional, fue suspendido temporalmente de su cargo tras ser acusado de acoso sexual por una estudiante en práctica. 

Según informó La Segunda, la decisión fue tomada el miércoles pasado de acuerdo a los protocolos aplicados por el Ministerio Público frente a estos casos. Tras conocer la denuncia, el fiscal Jorge Abbott le pidió al director de la Unidad de Lavado de Activos, Delitos Económicos y Crimen Organizado, Mauricio Fernández, que esté a cargo de la investigación.

Fernández tiene un plazo inicial de cinco días para realizar el sumario, aunque el plazo es prorrogable. En junio pasado, Torres fue designado por Abbot como “enlace” entre el Ministerio Público y la oficina vaticana de denuncias que se instaló en Chile, en el marco de las indagaciones por abuso en la Iglesia Católica.

Además, Torres lideró la recolección de información de todas las fiscalías regionales respecto a las investigaciones de abusos contra religiosos, coordinando las estrategias para enfrentar el tema.

Antes de llegar a la Fiscalía, Luis Torres se desempeñaba como abogado senior del Instituto Nacional de Derechos Humanos. Actualmente, la Unidad que dirige Torres se dedica a asesorar al fiscal nacional y a los fiscales que tengan a cargo investigaciones relacionadas a delitos sexuales y violencia intrafamiliar.