Hernán Calderón, presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus), cuestionó el convenio de la Municipalidad de Maipú con la cadena de farmacias Salcobrand, que acaba de ser anunciado por la alcaldesa Cathy Barriga.

En entrevista con Cooperativa, Calderón aseguró que “tengo graves problemas con que se tomen acuerdos con farmacias que han tenido una mala práctica histórica en cuanto a tener los medicamentos, incluso, hasta un 2000 por ciento más caro. Por lo tanto, cualquier rebaja que haga esa farmacia es insignificante con relación a las utilidades que están obteniendo”.

El convenio busca otorgar descuentos de más de un 90% en más de 1.300 medicamentos disponibles en las farmacias Salcobrand de la comuna. Para acceder al beneficio, será necesario presentar la tarjeta vecino Maipú, el carnet de identidad y la receta médica respectiva.

Al respecto, el presidente de Conadecus enfatizó que “a farmacia muchas veces aplica un 2000 y hasta un 3000 por ciento de utilidades en algunos medicamentos y, lógicamente, si le baja un 100 por ciento a un 200 por ciento, todavía le es rentable y le va a generar utilidades”.

Además, aseguró que farmacias y sus cadenas no son “entidades benefactoras, siempre van a buscar utilidades para sus accionistas y para sus dueños, por lo tanto, creo que este es un mecanismo que se está implementando para hacer desaparecer este nuevo modelo que había, que era la farmacia popular, donde las municipalidades asumían una responsabilidad con sus vecinos, con las personas que tenían difícil acceso a los medicamentos”.

Calderón recalcó que los medicamentos no son bienes de consumo y señaló que debería existir una regulación de precios, especialmente para los medicamentos esenciales con receta médica.

En este sentido, señaló que las farmacias populares estaban asumiendo dicha responsabilidad ybuscando los mecanismos a través de la Central de Abastecimiento (Cenabast), que compra a precios mucho menores incluso que las farmacias”.