A través de una declaración pública, el fiscal de la Unidad Especializada en Derechos Humanos, Violencia de Género y Delitos Sexuales de la Fiscalía Nacional, Luis Torres, se refirió al sumario iniciado tras la denuncia de acoso sexual en su contra, presentada por una estudiante en práctica.

Según corresponde al protocolo de la Fiscalía Nacional, Torres fue suspendido de su cargo mientras se desarrolle la investigación al respecto. Sobre la denuncia, señaló escuetamente que “nunca he tenido ningún tipo de intimidad con la denunciante”.

A la vez, añadió que “la Fiscalía ha actuado como corresponde ante una denuncia, al suspenderme de mi cargo mientras se instruye el sumario respectivo. Eso es precisamente lo que promueve la Unidad Especializada en Derechos Humanos, Violencia de Género y Delitos Sexuales de la Fiscalía Nacional que dirijo”.

Torres aseguró que “tanto en la Fiscalía Nacional como en el Instituto Nacional de Derechos Humanos, donde trabajé anteriormente, me he especializado en los temas relacionados con el abuso y la violencia sexual. He focalizado mi carrera profesional precisamente en estos asuntos porque estimo que deben ser prioritarios en la convivencia de toda sociedad. En este contexto, y teniendo dicha preocupación a flor de piel, siempre he actuado con especial cuidado por el respeto al prójimo en toda circunstancia”.

A la vez, aseguró que como director de la Unidad Especializada en Derechos Humanos, Violencia de Género y Delitos Sexuales de la Fiscalía Nacional, “esta denuncia representa un daño inadmisible a mi desempeño profesional y, en particular, a las materias a las cuales me encuentro abocado”.

Por último, Luis Tirres señaló que confía en que “el sumario aclare a la brevedad y sin ninguna sombra de duda los hechos denunciados”.