El cantante argentino Andrés Calamaro se mostró en contra de que más mujeres estén arriba de los escenarios.

El autor de “Loco” habló con Zenda Libros sobre diversos temas y analizó las letras de su último disco “Cargar la suerte” donde emite su opinión sobre la actualidad política.

En la entrevista fue consultado por el texto de su canción “My mafia” donde el Calamaro afirma “cuando ladra la moral / en modal inquisición / me corresponde cantar / a la libertad”.

Ante esto, el cantante que está acostumbrado a polemizar, afirmó que no se “esperaba tanto para estos primeros compases del siglo. Cuando cerraron las tiendas de discos, los viejos cines y las librerías, esto ya tenia cierto tufo medieval. Pero la agresividad de ciertos cambios culturales, o comunicacionales, supera mi imaginación”.

Esto fue la antesala de una de las declaraciones más machistas del cantante, quien calificó de “prostitutas” a las mujeres que están luchando en el país trasandino porque se incluyan a más artistas femeninas en los festivales de música.

Un nuevo proyecto de ley propone igualdad estadística de géneros para celebrar eventos musicales, y no me consta que las prostitutas califiquen para este 50/50… No creo que me hagan quemar mis discos de Miles Davisgrabados por el patriarcado heterosexual que sometió a la música en el siglo veinte. O Camarón con Paco de Lucía, uno de los cuales debería ser suplantado por un artista transgénero… o similar. Me temo que soy un señor del siglo pasado”, sostuvo.

Sus declaraciones fueron criticadas por la cantante argentina, Paula Maffia, quien señaló en su cuenta de Twitter que “nuestro acceso a los escenarios, entre otras cosas, busca visibilizar nuestras luchas, como la despenalización del aborto, los derechos sobre nuestros cuerpos y sexualidad, nuestros anhelos y despechos, en definitiva, busca visibilizar lo que hasta los “poetas” se niegan a ver”.