Uno de los nombres que congregó más atención por parte de Latinoamérica en las elecciones que se realizaron durante la jornada de ayer martes en Estados Unidos fue el de Alexandria Ocasio-Cortez, quien se convirtió en la mujer más joven en llegar a un puesto en el Congreso, pero junto a ella, hay otras y otros que también hicieron historia.

Las demócratas Rashida Tlaib e Ilhan Omar se convirtieron, luego del conteo de votos, en las primeras mujeres musulmanas en lograr ser electas como congresistas.

Las representantes e Minnesota y Michigan, respectivamente, se suman a Keith Ellison y Andre Carson, los únicos representantes musulmanes, ambos hombres, que habían vencido en sus estados y que aun están en su cargo. De esta manera, la Cámara de Representantes ahora cuenta con cuatro representantes que públicamente expresan esa religión.

“Lo logramos, juntos. ¡Gracias!”, tuiteó desde su cuenta de la red social Ilhan Omar, quien es una refugiada somalí, mientras que momentos más tarde se dirigió a su par electa para celebrar su triunfo: “Felicitaciones a mi hermana Rashida Tlaib por su victoria. No puedo esperar para compartir una banca contigo, inshallah”.

Junto a ellas, otra mujer que marca un hito es Sharice Davis, quien es la primera mujer indígena en obtener un pasaje al Congreso de Estados Unidos.

La demócrata se impuso en el históricamente conservador estado de Kansas y fue la única del grupo de mujeres con raíces indígenas en lograrlo.

Otra historia que marcó la jornada es la de Jared Polis, el legislador demócrata abiertamente homosexual que se convirtió en el primero en ser elegido como gobernador en EE.UU. al derrotar al republicano Walker Stapleton.

Polis, es un empresario judío que cambió su nombre de Jared Schultz a Jared Polis a los 25 años para honrar a su abuela, según afirmó él mismo, quien también fue admitido en la universidad de Princeton con solo 16 años.

El ahora gobernador electo se había ganado las críticas del presidente Donald Trump, quien se refirió en varias oportunidades a su orientación sexual durante la época de campaña y está en una pugna contra la comundiad LGTBIQ+.

Estas elecciones de medio mandato, o de ‘midterm’ como se le conoce en ese país, dejó a la Cámara de Representantes con dominio demócrata, quienes recuperaron el control de la cámara baja tras ocho años, en tanto que el Senado permanece en manos de los republicanos.