Hace 5 años, Katherine Medel fue víctima de un femicidio frustrado por parte de su pareja. El padre de su hija, Sebastián Sánchez, le disparó dos veces en plena vía pública el 11 de septiembre de 2013 y luego se suicidó.

La mujer de 29 años terminó con un grave daño en su médula espinal. Los disparos la dejaron tetrapléjica y respirando solo a través de un ventilador mecánico. Katherine ya había denunciado la violencia de su pareja y puesto una orden de alejamiento, pero los papeles llegaron a la fiscalía recién tres meses después de lo ocurrido.

Durante las últimas horas, el relato de la joven comenzó a viralizarse por redes sociales. En el registro, la mujer cuenta la dura experiencia que ha enfrentado y anima a otras mujeres a alejarse de la violencia y rechazar cualquier agresión.

“Si sobreviví, creo que lo hice para contar esta historia. No dejes que te controlen, que te digan cómo vestirte. Un insulto, un grito, no lo dejes pasar. No dejes que te digan que la culpa es tuya, que eres la loca“, sentencia Medel.

El registro fue compartido por la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, entre otras figuras públicas: “Una sobreviviente que nos convoca a TODOS a hacer nuestra una causa urgente: Tolerancia Cero a la violencia contra las mujeres”, escribió la secretaria de Estado.

En su testimonio, Medel asegura que “la gente escuchó unos disparos y vio a una mujer tirada en la calle…con dos disparos en la garganta. Esa mujer era yo… Katherine Medel. Estoy tetrapléjica. Mi ex me disparó dos veces y yo sobreviví”.

La mujer asegura que “los disparos me pueden haber quitado muchas cosas, como la posibilidad de abrazar a mi hija, pero lo que nunca me van a quitar es la voz y con esta voz te digo que no lo dejemos pasar más ¡Nunca más!”.