Más de 50 mil puestos de trabajo se perderían. Así admitieron desde el Ministerio de Hacienda liderado por Felipe Larraín a la hora de referirse al impacto que tendrá en el largo plazo la reforma al sistema de pensiones que fue formalmente presentada al Congreso durante la jornada del martes.

“El efecto acumulado en el empleo formal se estima en 52.000 puestos de trabajo menos en el largo plazo“, señalaron en un comunicado en el que adelantan sobre las consecuencias que tendrá el proyecto cuando se ponga en marcha.

Además, subrayaron que “en la transición el impacto promedio por año se estima en torno a 5.700 puestos de trabajo”.

Junto a lo anterior, se detalló que el impacto máximo sobre el empleo formal “en un año en particular es de 9.000 puestos de trabajo, efecto que va disminuyendo gradualmente en el tiempo”.

Sobre el proyecto, que busca aumentar en alrededor de un 10% la Pensión Básica Solidaria y pretende establecer una cotización adicional de 4% con cargo al empleador, el mismo Larraín adelantó que”proponemos hacer aumentos graduales de la cotización, lo que permite que eso se absorba a través de los incrementos de salario” y que “todo el 4% va a las cuentas individuales de ahorro de las personas que están contribuyendo y ahorrando para su pensión”.

Te puede interesar: Reforma de Pensiones: La letra chica de los beneficios a trabajadores que extiendan voluntariamente su edad de jubilación