Durante la noche del pasado miércoles se realizó la gala de los Premios Fénix en México, un galardón que premia a lo mejor del cine iberoamericano. La instancia contó con un momento especial después de que la rapera chilena Ana Tijoux interpretara su canción “Antripatriarca”, en compañía de la mexicana Jessi Bulbo.

“No voy a ser la que obedece porque mi cuerpo me pertenece, yo decido de mi tiempo, cómo quiero y dónde quiero”, es uno de los versos que interpretó la compositora en el escenario del teatro Esperanza Iris de la capital mexicana.

Tras su interpretación, Ana y Bulbo posaron sobre el escenario levantando pañuelos verdes, en señal de apoyo a la lucha de las mujeres latinas por la despenalización del aborto. El gesto emocionó e invitó a los presentes a hacer lo suyo: de pronto, el teatro se tiñó de pañuelos verdes en alto justo cuando las mujeres mexicana se aprontan para dar nuevas batallas legislativas en favor del derecho a decidir sobre sus cuerpos.

En el país mexicano, el aborto es permitido hasta la semana 12 solo en Ciudad de México. En el resto del país solo se puede abortar en caso de violación y de otras causales específicas recogidas en los códigos penales de cada Estado. En cambio, 18 de los 32 Estados contemplan legislaciones que protegen la vida desde la concepción y califican al aborto como delito. 

Durante el pasado 24 de octubre, parlamentarios presentaron un proyecto de ley que busca legalizar la interrupción del embarazo en todo el país durante las primeras 12 semanas de gestación.

En la instancia, la cinta colombiana “Pájaros de verano” de los directores Cristina Gallego y Ciro Guerra fue la triunfadora de la noche, mientras que la argentina Lucrecia Martel obtuvo cuatro estatuillas por su trabajo en “Zama”.

Mira el momento a continuación: