Las dinámicas de acoso y abuso entre compañeros al interior de los colegios se han instalado como un tema de debate, a propósito del reportaje que reveló los hostigamientos que sufrió Katherine Winter –la joven de 16 años que se suicidó en mayo pasado– en el Nido de Águilas durante los meses previos a su muerte.

Durante la mañana de este viernes, el tema era conversado por los panelistas del matinal “Muy Buenos Días” de TVN y distintos espectadores llamaban para contar las experiencias propias y de sus hijos, entre ellos, una mujer que se identificó como Claudia y quien relató que su hija de 13 años fue violada por sus compañeros durante una fiesta.

Claudia relató que la fiesta se realizó en el colegio al que su hija asistía –nunca se mencionó el nombre del establecimiento– y que nadie hizo nada para impedirlo. “Fueron sus compañeros del Octavo B, y mi hija estaba drogada. Todo el colegio lo vio pero nadie dijo nada, la familia de ellos también estaban en el lugar pero hicieron como si nada”, contó.

La mujer además relató que la experiencia fue tan fuerte para su hija que lentamente comenzó a evadirse, mantenerse en silencio, hablar incoherencias, dejó de comer y se escapaba. De hecho, afirmó que por esa razón fue expulsada del colegio, y que actualmente la joven desarrolló una adicción a las drogas y que solo pasa en las calles.

“Hubo un antes y un después, le mataron la vida. Ahora pasa en la calle y viene a la casa a comer no más, yo solamente le pido a dios todos los días que la cuide”, relató.

Finalmente, contó que “no puedo hacer nada porque no hay registros de denuncias de la violación, para el colegio la culpa es supuestamente de mi hija y su culpa fue estar en el lugar equivocado”.