El máximo órgano de control del Estado emanó el documento con fecha 31 de octubre en el cual da respuesta al requerimiento que presentaran los diputados Celis y Urrutia a contraloría, solicitando se pronunciara respecto a la publicación del bullado cómic “Los Barrios”.

En específico, los diputados presentaron en el mes de junio un requerimiento a Contraloría, donde le pedían se pronunciara respecto a elementos que a su juicio no se ajustarían al derecho en el comic preparado por al dirección de comunicaciones del municipio porteño para graficar el proceso aprobatorio de parte del plan regulador comunal PRC.

El organismo entregó respuesta el día 31 de octubre señalando que se desestima lo relativo a un posible “sobreuso” de la imagen del alcalde por sobre lo referido a informaciones propias de la función municipal. Al respecto el jefe de prensa de la Municipalidad de Valparaíso, Patricio Aeschlimann señaló que “El Contralor General de la República, don Jorge Bermúdez, se ha pronunciado desestimando la mayoría de las denuncias realizadas por los diputados Urrutia y Celis, relativas a la publicación de una caricatura, sobre la votación del PRC, en redes sociales municipales

El diputado Celis apuntaba a un posible uso político del cómic, además de la utilización de recursos públicos para la creación de éste. Todas materias que son objeto de sumario interno de la municipalidad de Valparaíso y que la Contraloría General se ha omitido, al considerar que el municipio ya inició las indagatorias correspondientes.

Con esto, el contralor Jorge Bermúdez dio por despejadas las sospechas de los diputados, desestimando las supuestas presiones que se habrían ejercido de parte de la administración municipal para que los concejales modificaran su voto. “Finalmente, tratándose de las supuestas presiones que habría ejercido el referido alcalde en los concejales del municipio en cuestión, circunstancia que el señor Urrutia Soto menciona en su requerimiento cumple esta Contraloría General con señalar que dados los términos imprecisos en que el solicitante plantea dicha cuestión y la falta de antecedentes al respecto, no es posible en esta ocasión emitir un pronunciamiento sobre la misma” Señala el informe.

Aeschlimann se refirió a este punto declarando que “Contraloría desestimó la denuncia sobre supuestas presiones que habría ejercido el alcalde Sharp sobre los concejales al momento de la votación, ya que aquella se realizó en términos imprecisos, sin fundamentos y antecedentes