El diputado Gabriel Boric se reunió en Francia con el ex frentista Ricardo Palma Salamanca antes de que la Oficina de Protección a los Refugiados y Apátridas (Ofpra) le otorgara el asilo político.

Este encuentro se concretó los primeros días de septiembre. Las conexiones entre el parlamentario y Palma Salamanca se realizaron a través de una dirigenta del Frente Amplio que actualmente vive en el país galo.

Según consigna La Tercera, esta dirigenta fue contactada por el congresista del Frente Amplio durante la visita que realizó junto a otros 17 diputados a Palestina.

Boric detalló que a través de la representante de la familia Palma-Brzovic, María Paz Santibáñez, surgió le posibilidad de un encuentro durante una escala en París para reunirse con el ex frentista con el fin de “escuchar su historia”.

Nos encontramos durante 30 minutos, en los que conversamos sobre su entonces solicitud de asilo (en ese momento se encontraba con firma diaria en Francia)“, afirmó.

A pesar del encuentro, el diputado del Movimiento Autonomista reiteró que no justifica el asesinato de Jaime Guzman pero que entiende la solicitud de asilo que le otorgó la Ofpra a Palma Salamanca.

“Se sustentaba en el hecho de que la justicia chilena había sido cómplice de la dictadura e ignominia ante las violaciones a los derechos humanos, y que a principios de los años 90 la composición del Poder Judicial era prácticamente la misma de aquella época, por lo que no existían garantías para un juicio justo”, sostuvo.