Este lunes el ministerio de Hacienda anunció la restitución de los fondos que se recortaron en el presupuesto 2019 para la partida de Cultura: en total, se inyectarán 1.200 millones de pesos del Tesoro Público a la cartera. De ellos, 1.080 millones de pesos se asignarán a las seis instituciones que quedaron con un recorte del 30% de los recursos: la Fundación Internacional Teatro a Mil, la Corporación Cultural Balmaceda 1215, la Corporación Cultural Matucana 100, el Museo Violeta Parra, el Museo Chileno de Arte Precolombino y la Corporación Cultural Teatro Regional BíoBío. El saldo, 120 millones de pesos, se destinarán a aumentar los fondos concursables.

Al respecto, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dijo: “Estas insittuciones mantienen su presupuesto y se les está poniendo la obligación de conseguir recursos privados de terceros de al menos 20% del monto que necsitan para que tengan que conseguir recursos de teceros y no solo vivir con recursos del Estado”.

“En el caso de Cultura, siempre los requerimientos van a ser mucho mayores a lo disponible. Es un gran avance. Hay algunos temas que seguiremos conversando. Por ejemplo, la exigencia del 10% por sobre el monto que se les entrega los recursos fiscales”, explicó la ministra de Cultura, Consuelo Valdés, por su parte.

El anuncio fue muy celebrado por los directores de los espacios culturales que habían sido recortados: “¡Buenas noticias para el patrimonio de Chile! Agradecemos a la ciudadanía, a los artistas, al Parlamento, al Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y al Gobierno por la reposición de los recursos, entendiendo que sin el apoyo del Estado es imposible el desarrollo de la cultura”, publicó el Museo Violeta Parra en su página de Facebook.

Desde Valparaíso, el director del Museo Precolombino, Carlos Aldunate, comentó a La Tercera: “Fue una estrategia muy interesante de parte de los parlamentarios el rechazar la partida del Tesoro Público, la gran glosa de emergencia, de donde saldrán los dineros para ver los temas que tenían problemas como el Ministerio de las Culturas. El diálogo con el gobierno de parte del mundo de la cultura produjo este acuerdo, pero el apoyo de los parlamentarios fue transversal y hay que agradecer al gobierno por arreglar este asunto”.