Francisca Díaz Williams denunció a Willy Axel Gustav Fahrenkrog Podlech, entonces fiscal subrogante de Hualaihué, de haberla agredido sexualmente.

Se contactaron a través de Tinder y después de unos días se conocieron en persona unos días después en Puerto Montt. El 12 de febrero de 2016, después de haberle dicho que no en reiteradas ocasiones, es que Francisca denuncia que Willy la agredió sexualmente, según relata un reportaje de Es Mi Fiesta.

Esa misma madrugada Francisca se dirigió a Carabineros para realizar la denuncia correspondiente. A tres años del hecho, hoy no solo la causa por la agresión fue sobreseída por la Fiscalía -que también descartó responsabilidad en un sumario interno-, sino que la propia Francisca es imputada por calumnias en contra de Willy Fahrenkrog.

El juicio se inició ayer lunes y Francisca Díaz arriesga hasta 5 años de cárcel y el pago de una multa 20 UTM por haber denunciado la agresión sexual.

Según publica el mismo medio hoy, la jornada no estuvo exenta de polémicas, como el cuestionamiento del abogado de Fahrenkrog, Andrés Firmani, a Francisca Díaz, a quien incluso le preguntó si “sabe leer” cuando estaban discutiendo la definición de penetración, no entendiendo que el término no se reduce exclusivamente al miembro masculino.

En la jornada también declaró la carabinera Carolina Montiel, la primera en tomarle declaración a Francisca la noche de la agresión. La policía dijo que “la afectada no esta estaba afectada, pero igual estaba llorando”, pero que “no era un llanto de violación”.

El ex fiscal Jaime Rojas, quien lideró la investigación por la denuncia de Francisca y hoy está alejado del Ministerio Público, declaró que él determinó los hechos como una “violación” a la hora de llevar la causa. Para el abogado de Francisca, Gonzalo Castro, esto es clave, ya que “en este tipo de delitos que es la denuncia calumniosa se debe acreditar el dolo; es decir, que mi representada tenía una intención, una maquinación para causarle este supuesto daño al imputado de ese entonces”.

Hoy, además, la Fiscalía salió a descartar el denunciado parentesco entre el fiscal regional de Los Ríos, Marcos Emilfork, y el denunciado Willy Fahrenkrog. “No existe parentesco sanguíneo ni político con el fiscal regional, e incluso la Fiscalía Nacional rechazó al abogado Castro un requerimiento, porque el parentesco alegado era respecto de la ex señora de Emilfork y en octavo grado”, dijeron desde el Ministerio Público.