Entre 2010 y 2018, con los gobiernos de Sebastián Piñera, Michelle Bachelet y nuevamente Piñera, las iglesias evangélicas fueron beneficiadas con una importante cantidad de propiedades fiscales.

En medio de la mayor notoriedad que ha tenido esta religión, que incluso cuenta con una bancada de diputados en el Congreso, un reportaje de Ciper revela cómo las tres últimas administraciones han entregado inmuebles desde Arica a Punta Arenas, un total de 137 en ocho años.

En la comuna de Lota, por ejemplo, se entregaron 16 propiedades entre 2015 y 2017, cuando el Ministerio de Bienes Nacionales estuvo a cargo de Víctor Osorio, militante de la Izquierda Ciudadana. Los terrenos suman más de 3.500 metros cuadrados.

Lota representó en las últimas elecciones uno de los bastiones del candidato ultraconservador José Antonio Kast. Ahí obtuvo el 20,25% de los votos.

De la región del Biobío provienen dos de los tres integrantes de la bancada evangélica: Leonidas Romero (ex alcalde de Coronel, que se ha hecho conocido por sus dichos transfóbicos contra Daniela Vega) y Francesca Muñoz.

Entre los mismo 2015 y 2017, el Estado entregó siete propiedades fiscales en Curanilahue y cinco en Los Álamos. Y al igual que en Lota, ahí José Antonio Kast obtuvo gran apoyo, con un 16,2% y 14,37% respectivamente.

La Iglesia más beneficiada de todas es la Primera Iglesia Metodista Pentecostal, conducida por Eduardo Durán Castro, investigado por lavado de activos y padre de Eduardo Durán Salinas, el otro integrante de la bancada evangélica.

Durante la gestión de Osorio en Bienes Nacionales, tuvo como asesor al secretario general de la Izquierda Ciudadana, Darío Salas Verdejo, quien en la misma época fue nombrado pastor de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal.

La iglesia de Durán recibió propiedades en comunas como Angol, Coltauco, Yungay, San Carlos, San Fernando, La Serena y Panguipulli.

Ex ministro Osorio junto al obispo Durán en la entrega de un galpón a la Primera Iglesia Metodista Pentecostal / Ciper

Seguidos de Durán, las iglesias evangélicas que han recibido más propiedades son la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile (ocho propiedades); la Iglesia Unida Metodista Pentecostal (seis propiedades), la Misión de la Iglesia del Señor (cinco); Iglesia Evangélica Pentecostal (cinco); Misión Evangélica Wesleyana (cuatro); Iglesia Evangélica Misionera Nuevo Pacto (tres); Iglesia Pentecostal de Chile (tres); y la Corporación Evangélica Cristiana Apostólica (tres).

La mayoría de la entrega de inmuebles fue bajo la modalidad de concesión de uso gratuito, con una duración que puede ir desde 3 a 10 años, aunque también hay algunos en que la propiedad fue entregada a perpetuidad.