Una denuncia por un hecho de violencia, que será analizada tanto por la bancada del Frente Amplio como por la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados, es la que deberá enfrentar el diputado Renato Garín (RD) y que salió a la luz este jueves.

Se trata de uno de los asesores de la diputada Catalina Pérez, también militante de Revolución Democrática, quien señala haber sido arrinconado por el parlamentario en una pared y además haber recibido una serie de amenazas.

Según consigna ADN Radio, de acuerdo al relato del denunciante, mientras caminaba a la sala de sesiones de la cámara de diputados, saludó al diputado denunciado, pero fue ignorado. Luego de varias semanas con la misma actitud, le preguntó sobre la razón y fue en ese momento cuando Garín procedió “de forma muy violenta, arrinconándome contra la pared, empujándome con su hombro y repitiendo una y otra vez insultos y amenazas hacia mí”. 

El asesor agregó que fue “Javiera Martínez, funcionaria del comité de Revolución Democrática, quien al ver al sr. Garín visiblemente descontrolado, logró convencerlo de dejar de insultarme y amenazarme y comenzó a retirarse“, y que previo a eso, le solicitó a dos funcionarios de seguridad que lo sacaran del edificio, mientras gritaba que la víctima “no era diputado”.