A las 10.30 de la mañana salió el vicepresidente Andrés Chadwick a hablar con la prensa, en la primera aparición pública de La Moneda tras la muerte de Camilo Catrillanca ayer por la tarde en Temucuicui.

De 24 años, el joven mapuche recibió un disparo en la nuca de parte del Comando Jungla de Carabineros, que terminó con su vida.

Te puede interesar: Tres interrogantes en la muerte de Camilo Catrillanca que las autoridades no han podido aclarar

Chadwick repitió el guión que antes habían dado Hermes Soto (general director de Carabineros) y Luis Mayol (Intendente de La Araucanía), sin profundizar en sus dichos. El ministro de Interior enfocó su discurso en que el rol del gobierno es “garantizar la seguridad de todos los ciudadanos, especialmente cuando son victimas de la delincuencia y violencia, esa es nuestra responsabilidad, para ello contamos con la acción permanente de policías que en cumplimiento de sus deberes trabajan día a día, noche a noche resguardando la tranquilidad de todos nosotros”, comenzó diciendo.

Respecto a los hechos de ayer, dijo que en Ercilla, a las 4 de la tarde, tres personas asaltaron a cuatro profesoras de la escuela pública Santa Rosa. Que las intimidaron con armas de fuego y se robaron tres vehículos.

“Esto fue informado a carabineros, que en cumplimiento de su deber, inició una persecución de los delincuentes. Lo hizo con apoyo aéreo con helicóptero y fuerzas terrestres. En la persecución de los delincuentes con autos robados, ingresaron a la zona de Temucuicui y se internaron en caminos rurales de la comunidad. Según la información, los tres vehículos fueron ubicados al interior de Temucuicui y lo que dice carabineros es que en esos momentos, al aproximarse, se encontraron con una barricada en el camino y debieron enfrentar disparos desde distintas localidades produciéndose un intercambio con la fuerza policial”, relató.

Chadwick habló del tractor que ya se sabe manejaba Catrillanca, pues estaba de vuelta de la jornada de trabajo. Dijo que una de las balas lo alcanzó y provocó su muerte. “Lamentamos profundamente la muerte del joven, no queremos ni esperamos que nunca muera un joven cualquiera sea su origen, lugar o circunstancia, producto de hechos de violencia. Lamentamos la muerte del joven Catrillanca”, afirmó.

Y continuó: “Estos son los hechos que han tenido su origen en un delito común, un asalto grave y violento contra cuatro mujeres, delito que nada tiene que ver con situaciones del conflicto mapuche. Es un delito común, ¿qué tiene que ver el robo con intimidación a las 4 de la tarde a 4 mujeres con cualquier causa de reivindicación mapuche?”, se preguntó Chadwick, no aclarando si Catrillanca participó o no en dicha acción.

“Nuestro principal compromiso es que se esclarezcan estos hechos a la brevedad”, dijo el vicepresidente, aclarando que pidieron la designación de un fiscal exclusivo para la investigación y adelantó que Carabineros colaborará con todo lo que se requiera. Las pesquisas quedaron a cargo de la PDI.

A continuación, Chadwick dio un verdadero espaldarazo a la cuestionada acción policial. “Este gobierno respeta el estado de derecho y lo hacemos respetar por los ciudadanos e instituciones. Carabineros cuenta con respaldo del gobierno en el cumplimento de un deber ineludible, indispensable, que es combatir la delincuencia”.

Aún se mantienen las dudas de las circunstancias en que Catrillanca terminó con una bala en la cabeza, así cómo lo que pasó con las otras personas involucradas, entre las que se encuentras tres menores de edad.