Durante la madrugada de este jueves falleció el coronel (R) Carlos López Tapia, ex agente de la DINA condenado por diversos crímenes de lesa humanidad que se encontraba preso en Punta Peuco. 

López, quien murió a los 85 años, padecía enfermedades terminales y había solicitado un indulto presidencial al presidente Sebastián Piñera, el que le fue negado el 6 de noviembre pasado. Por ello, el criminal decidió abandonar el tratamiento médico que lo mantenía internado en el Hospital Militar.

A través de un comunicado, Raúl Meza, abogado de los militares condenados por violaciones a los derechos humanos, apuntó a la responsabilidad del Ejecutivo por que no atender “las razones estrictamente humanitarias” que fueron planteadas a favor del indulto.

En el documento, Meza expone que “denunciamos la indolencia y la falta de humanidad extrema que ha tenido este gobierno, particularmente el presidente Piñera y el ministro de Justicia, Hernán Larraín”.

A la vez, añadieron que observaron con “desencanto y desesperanza” las razones jurídicas y psicológicas invocadas por el Gobierno para rechazar el indulto, que apuntan a la la falta de culpa y responsabilidad en el condenado respecto a sus crímenes.

Tapia se encontraba cumpliendo una condena de 87 años como autor de numerosos secretos y homicidios en el marco de la Caravana de la Muerte, además de las desapariciones forzadas en Villa Grimaldi durante la dictadura.

Meza recordó que bajo la administración de Piñera han muerto nueve reos militares que cumplían sus condenas en Colina 1 y Punta Peuco. En este escenario, aseguró que “ya es tiempo de exigirle a este gobierno los compromisos que se asumieron por el presidente Piñera en su programa durante la campaña”.

Entre los compromisos adquiridos por Piñera con el sector se encuentra la ley humanitaria para reos de avanzada edad y enfermos crónicos terminales, así como modificaciones legales y constitucionales para un nuevo proceso penal en causas contra uniformados.

“Son muchos los que a estas alturas están absolutamente convencidos que Sebastián Piñera nuevamente traicionó la confianza y el voto de la llamada familia militar“, sentenció el abogado.