El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y la Defensoría de la Niñez decidieron emprender una acción “conjunta y coordinada” para querellarse por delito de tortura del que aseguran que fue víctima el joven de 15 años –que responde a las iniciales M.P.C.– que acompañaba a Camilo Catrillanca en Ercilla al momento de su muerte.

El adolescente fue detenido por Carabineros y llevado al Juzgado de Garantía de Collipulli, donde fue formalizado. Luego, su detención fue declarada ilegal por la jueza María Fernanda Lagos. “El relato del adolescente es coherente con las heridas que presenta y el juez de garantía decretó que su detención fue ilegal. Esa es la verdad jurídica”, subrayó la directora del INDH, Consuelo Contreras.

Te puede interesar: Tribunal de Collipulli declara ilegal la detención del joven de 15 años que presenció la muerte de Camilo Catrillanca

La directora explicó que “el joven presenció el asesinato o la muerte de su amigo que le estaba enseñando a manejar el tractor. Le avisó en un minuto ‘agáchate’, se agacha y él lo vio que le salía un líquido amarillo por nariz, posteriormente lo bajan del tractor, lo golpean, le ingresan a un carro policial y lo siguen golpeando“.

Para Contreras, “en este contexto de trauma severo vivido por el adolescente de ver morir a un amigo al lado tuyo y que después te detengan”, es que INDH junto con la Defensoría de la Niñez decidieron querellarse por delito de tortura. “El adolescente estaba bajo custodia de Estado y fue brutalmente golpeado por efectivos del Estado. “Ese es uno de los delitos más graves por los que se puede querellar el INDH, de acuerdo a nuestro mandato”, aseguró Contreras, quien hizo un llamado para que la violencia en La Araucanía se detenga.

El recurso judicial va dirigido en contra de “quienes resulten responsables por la vulneración de derechos graves contra los niños, niñas y adolescentes en Temucuicu y particularmente, por las lesiones sufridas por el adolescente de 15 años”.

Tanto el INDH como la Defensoría de la Niñez ponen el foco en que el Tribunal de Garantía de Collipulli declaró ilegal la detención del adolescente y que la jueza señaló que no había ni delito ni participación del niño detenido de forma ilegal.

Por su parte, la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, sostuvo que además de la acción legal por delito de tortura, desde su institución solicitarán al fiscal nacional que inicie una investigación por posible formalización arbitraria en contra del adolescente. Muñoz explicó que la petición se hará “en razón de la clara y potente declaración de un tribunal de este país que no sólo ha declarado una detención ilegal sino que también, en relación con esto, la fiscalía no ha sostenido ningún antecedente que permita sostener la existencia del delito de receptación ni la participación que este adolescente habría tenido en este hecho”, dijo la defensora de la Niñez.