El asesinato de Camilo Catrillanca tras un operativo del Comando Jungla en Temucuicui sigue complicando a Carabineros.

Todo esto después de que se diera a conocer que los 3 efectivos policiales que realizaron disparos antes de la muerte del comunero mapuche no portaban sus cámaras GoPro para registrar el procedimiento.

Estas pruebas que podrían ser claves para determinar las responsabilidades en la muerte de Catrillanca no existen según confirmó el general directo de Carabineros, Hermes Soto, a La Tercera.

El uniformado afirmó que “los cuatro carabineros que ingresan primero al sector no portaban cámara” y justificó esto debido a que fueron llamados de forma urgente por la denuncia del presunto robo de tres autos en la comuna de Ercilla.

“No tenemos la imagen de cómo se produce ni cómo se efectúan los disparos, pero sí los carabineros en todo momento, desde el primer día, han dicho que ellos sí hicieron uso de las armas que portaban”, agregó.

Además de esto, Soto señaló que no ha visto los videos que sí fueron grabados por otros efectivos policiales que llegaron después al lugar de los hechos.

No he tenido acceso a los videos, o sea, las cámaras se entregaron ese mismo día en la tarde al Ministerio Público.Pero desconozco si en el lugar mismo, cuando se produce la situación, está el video aclarando esa situación. Eso no lo he visto. Yo no he visto algún video donde se muestre el momento de que ocurre la lesión del comunero”, argumentó.