El Tribunal Ambiental de Valdivia revirtió los permisos de la Mina Invierno para realizar tronaduras en Isla Riesco.

El organismo decretó la medida cautelar de suspensión de los efectos de la Resolución de Calificación de Impacto Ambiental (RCA) del proyecto “Incorporación de tronadura como método complementario en la extracción mecánica de material estéril en Mina Invierno”, según indica un comunicado.

Según consigna La Tercera, esta medida fue solicitada por Gabriela Simonetti Grez en contra de la resolución del Director Ejecutivo del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), que recalificó la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto de la minera por lo cual lo dejaba en condiciones para explotar el territorio con tronaduras.

Sin embargo, la acción legal argumentó que el método de explotación de la minera ligada a los grupos Von Appen y Angelini podría afectar al componente palenteológico, debido a que el terreno donde se ejecutaría el yacimiento podría verse alterado.

Tras esto, el tribunal declaró que “se considera que la medida solicitada resulta idónea para impedir que exista el riesgo de destrucción de hallazgos paleontológicos que podrían tener un valor de singularidad“.

Sin embargo, el organismo detalló que este fallo no paralizará “por completo la actividad extractiva allí desarrollada. Por tanto, no parece desproporcionada la medida solicitada”.

La aprobación de las tronaduras por parte del SEA generó críticas desde diversas organizaciones medioambientales debido a que la actividad de la Mina Invierno podría afectar la fauna y la biodiversidad de la Isla Riesco.