Una joven parvularia de solo 20 años de edad sufrió un brutal ataque en el río Cautín de Temuco, tras ser secuestrada por un hombre que violó y le propinó numerosas puñaladas con un arma corto punzante.

Según la información recopilada por diversos medios, la joven recibió más de 40 puñaladas en todo su cuerpo, incluso en la garganta, lo que evidencia la intención del sujeto de asesinarla tras el abuso.

La familia de la mujer aseguró que todo comenzó durante la tarde del sábado, cuando llegó junto a su pareja a compartir en una vivienda de la villa Langdon. En el lugar, su pareja le pidió que acompañara al dueño de casa a comprar, sin imaginar lo que sucedería minutos después.

Mientras iban en el vehículo, el sujeto habría comenzado a atacarla, enterrándole el arma blanca de forma repetida en sus piernas. La joven intentó huir lanzándose del auto, pero su agresor la recogió y la metió a la fuerza en el portamaletas, llevándola hasta un sitio eriazo en la esquina de las calles Isla Guafo con Chiloé, donde la abusó sexualmente, intentó asfixiarla y le propinó las más de 40 puñaladas.

Pese al ataque, la mujer se mantuvo con vida al interior del portamaletas, de donde huyó apenas logró identificar que el sujeto se había alejado del vehículo. Con hipotermia y débil producto de las heridas, la joven logró escapar entre los matorrales y comenzó a pedir ayuda. Según su familia, un hombre que pasaba por el sector la vio e inexplicablemente la ignoró, continuando con su camino.

Sin embargo, una tercera persona que pasó junto al sitio eriazo la vio y llamó a Carabineros, quienes trasladaron a la mujer hasta el Hospital Regional de Temuco, donde fue intervenida durante cuatro horas y se encuentra fuera de riesgo vital.

Una de las tías de la víctima contó al medio local Clave9.cl que “el médico que la atendió nos dijo que nunca vio una mujer con tal cantidad de puñaladas. Mi sobrina nos dijo que el sujeto la agarró del cuello y la quería degollar, pero ella se resistió y solo porque mide cerca de un metro 80 centímetros, pudo resistir”.

La familiar de la joven aseguró que el vehículo fue encontrado empapado de sangre y con los vidrios rotos, como prueba de los intentos de escape de su sobrina.

“El tipo la llevó a la ribera donde la hizo desnudarse y la obligó a hacer cosas que ella no quería, amenazándola siempre con el cuchillo para asesinarla. Por poco no la asesina, de no saber dónde realmente se ubicaba su arteria yugular, y por la fuerza con la que ella luchó cuando este tipo incluso intentó ahorcarla con un lazo en el cuello, es donde tiene su herida más grave”, contó la tía.

El hombre que dio alerta a Carabineros tras encontrar a la joven herida y con hipotermia señaló que, minutos después de que la víctima fuera trasladada por los policías, el sujeto llegó hasta el lugar del suceso con una pala.

El OS9 de Carabineros detuvo a un sujeto de 33 años que figura como único sospechoso del ataque, quien tiene antecedentes por violación de morada, conducción en estado de ebriedad y robo por sorpresa. Durante este lunes, el Juzgado de Garantía de Temuco amplió su detención hasta el miércoles a la espera de más antecedentes sobre el caso.

Otros familiares de la joven aseguraron que el hombre fue absuelto en 2012 tras un juicio oral por violación, donde otra mujer -menor de edad- fue sometida a ultrajes y agresiones similares utilizando un cuchillo.

Te recordamos que si eres víctima de violencia, o conoces a alguna víctima y quieres informarte sobre qué hacer, llama al Fono Ayuda y Orientación 800 104 008. La línea anónima atiende todos los días, las 24 horas. Gratuito también desde celulares. Además, acá puedes ver una guía sobre cómo y dónde realizar una denuncia.