Primero pidió a los parlamentarios que no “exageraran” con la muerte de Camilo Catrillanca. Después defendió el profesionalismo del Comando Jungla. Pero el domingo, no le quedó otra que reconocer que carabineros intentó esconder pruebas.

Así se puede resumir el viraje que tomó el ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, a lo largo de los días en que la muerte del peñi de 24 años en Temucuicui ha marcado la agenda y remecido al país tanto por la brutalidad del crimen como el accionar de La Moneda y Carabineros.

Todo partió con la sonrisa del vicepresidente cuando, acompañado por el subsecretario de la cartera, Rodrigo Ubilla, salió al paso de algunas solicitudes hechas en el Congreso en el que se barajó la posibilidad de pedirle al presidente Sebastián Piñera que regresara de su gira.

“No existe razón alguna para que el presidente de la República interrumpa un viaje de Estado tan importante como es la reunión de la APEC y vuele de forma anticipada, entonces no exageren“, dijo en esa oportunidad.

Unos días después, el titular de Interior cambió el tono de sus declaraciones, en las que con toda firmeza le prestaba todo el apoyo a Carabineros y entregaba su confianza al operativo que terminó con la vida de Catrillanca y que detuvo de forma ilegal a un adolescente de 15 años que iba con él.

“Actúa carabineros con personal y dotación que en dicha zona, y es precisamente donde se produjo este delito común, que se requiere y necesita un personal de Carabineros profesional, especializado, debidamente preparado y con la protección logística e indispensable”, sostuvo.

Sin embargo, la defensa irrestricta a Carabineros dio un vuelco el fin de semana, cuando se enteró que había un registro de lo que ocurrido la tarde del operativo pero que fue destruido. Además, se dejó de hablar de Comando Jungla para empezar a mencionarlo como GOPE.

“Se ha podido comprobar que uno de los miembros de la patrulla del GOPE que acudió a los hechos donde se produce la muerte del joven Catrillanca que inicialmente había señalado que no tenia no contaba con una cámara, sí tenía una cámara de vigilancia como correspondía al cumplimiento de su deber, y que esa cámara que se negó en su momento, sí existía, y, más grave aún, que la tarjeta de memoria la destruyó. Eso es inaceptable, eso no lo vamos a  tolerar“.

Revisa acá las declaraciones de Chadwick por asesinato de Camilo Catrillanca: