Era la madrugada del domingo, en unas cabañas de veraneo de El Tabo, donde cerca de 100 estudiantes de la Universidad del Desarrollo festejaban el “paseo del ombligo”, en la que se celebra haber pasado la mitad de la carrera, que todo habría ocurrido.

Según denunció la joven que acusa haber sido violada por uno de sus compañeros identificado como B.A.L.T. de 20 años, quien debió asistir hasta el tribunal de San Antonio para realizar el Control de Detención con el fiscal Álvaro Mancilla, según consigna Líder Sanantonio.

El representante del Ministerio Público presentó los hechos investigados ante la Brigada de Delitos Sexuales y Menores de la PDI.

De acuerdo a lo relatado por Mancilla, la joven le narró que tras beber alcohol en la fiesta, se fue a acostar, casi inconsciente, según sus declaraciones.

Cuando ya estaba en la cama, sintió que estaba siendo atacada sexualmente. Rápidamente logró percatarse que efectivamente un compañero le estaba practicando sexo sin su consentimiento, por lo que lo empujó para echarlo.

El acusado no niega que haya intentado tener relaciones con ella y que hubo penetración, sino que fue con el consentimiento de ella ya que interpretó un movimiento físico de ella como una invitación, lo que ella descarta completamente.

El juez  cargo del caso, Fernando Risco, decretó le arresto domiciliario para el joven y una investigación de 120 días.