La negativa de la ANFP a realizar un minuto de silencio por el asesinato de Camilo Catrillanca en el partido de la selección chilena ante Honduras en Temuco generó muchas críticas debido a la frialdad del ente rector del fútbol chileno.

A pesar de esto, los jugadores de la Roja y de Honduras decidieron hacer su propio homenaje al comunero mapuche y se reunieron en el centro de la cancha para guardar silencio por su muerte. Los deportistas se abrazaron e hicieron un círculo que fue aplaudido en el Estadio “Germán Becker”.

La acción fue un gesto de rebeldía por parte de los futbolistas al presidente de la ANFP, Arturo Salah, quien rechazó al petición del Club Social y Deportivo Colo Colo, que pidió un minuto de silencio por el fallecimiento de Catrillanca.

“Lamentamos el evento, el accidente, pero el fútbol está fuera de este tipo de acciones lamentables”, sostuvo el presidente de la ANFP ante la solicitud.