La danza contemporánea ha llevado el pulso de nuestra historia reciente, desde que se forjó como un Movimiento de Danza Independiente en dictadura. Movimiento que cada vez más podemos palpar como clave en la historia de nuestra cultura, por haber encarnado el cuerpo de la resistencia.

También te puede interesar: “Ruido”: Una creación de danza, artes visuales y tecnología que se presenta en el GAM

Para todas y todos: Lo que nos trae en danza el Festival Internacional Santiago a Mil

Personas fundamentales como Patricio Bunster,  Manuela Bunster y Joan Turner, marcaron un legado en la escena de la resistencia, como también lo hizo incesantemente Vicky Larraín desde la Danza Teatro. Luego, quienes fueron parte de la Compañía de Danza Espiral, dirigida por Patricio Bunster, entre quienes estaban Paulina Mellado, Luis Eduardo Araneda y Nelson Avilés, reflexionaron y actuaron en coherencia de lo que significó combatir con obras una dictadura, y se pararon desde ahí a construir su ya consolidada obra propia.

En la actualidad, no ha sido casual, ver cómo en cada manifestación por las distintas reivindicaciones que nos llaman a seguir luchando por los Derechos Humanos, la danza cobra un lugar protagónico y movilizador.

No es casual que en este mes de noviembre se haya realizado en el Centro Cultural NAVE, el seminario Danza, política y activismo, desde donde se ha reflexionado el lugar del cuerpo en relación al capitalismo, las disidencias y los cuerpos en extinción.

Ni tampoco lo es el que Carne de Cañón, del Colectivo de arte La Vitrina, haya vuelto a cartelera durante este removido noviembre, obra fundamental de nuestra memoria como país.

Menos casual es que en sus mas de 100 funciones  desde su estreno la obra de danza contemporánea mapuche Malen, de Ricardo Curaqueo replete las salas y conmocione a su audiencia que la ovaciona por largos minutos cada vez.

Malen,  que hoy no está en cartelera y que volverá a tener funciones en enero 2019,  es una obra con la que el coreógrafo contemporáneo Ricardo Curaqueo homenajea a las mujeres que han estado en su biografía mapuche.

Si antes fue el Movimiento de Danza Independiente la que encarnó la emergencia de los cuerpos, hoy una voz importante ha sido la de Ricardo Curaqueo, que con su danza activista nos ha conectado con nuestro pueblo originario. Y fue él, quien aclarando que en esta ocasión convocan los mapuche, invitó a un rito escénico para acompañar la partida del joven asesinado Camilo Catrillanca, y lo hizo con estas palabras:

 

Kompuche, pu peñi, pu lamngen, amigxs todxs!!! 
Mañana en el patio central de GAM, acompañaremos la partida de nuestro hermano Camilo Catrillanca en su viaje al wenumapu.

Gritemos fuerte
BASTA DE VIOLENCIA EN TERRITORIO MAPUCHE!
JUSTICIA PARA CAMILO CATRILLANCA!
NO MÁS TERRORISMO DE ESTADO EN WALLMAPU!

Que los culpables asuman sus responsabilidades políticas en este asesinato: Sr. Andrés Chadwick (ministro del interior) y Luis Mayol (intendente de la araucanía), los queremos FUERA!

Amulepe kompuche! Marrichiweu!

Finalizado el rito escénico convocado por Ricardo Curaqueo, se sumaron luego los Coros Ciudadanos y José Vidal & Compañía, con Tramas, cerrando un acto que se llevó a cabo este lunes 19 de noviembre, en los exteriores del GAM,   donde se dio espacio para que  artistas, transeúntes y público convocado pudieran  ser parte de un nuevo hecho escénico, en que la danza se mueve una vez más frente al terrorismo de Estado en Chile.