El general director de Carabineros, Hermes Soto, se refirió a los funcionarios que destruyeron la evidencia del operativo del Comando Jungla que terminó con la vida de Camilo Catrillanca en Ercilla.

“Siempre tenemos que dejar abierta la posibilidad de que existan situaciones que sean distintas a las que se nos informan en primera instancia, y eso fue lo que ocurrió aquí”, señaló la máxima autoridad policial a El Mercurio.

Además, Soto se refirió a la destrucción de la tarjeta de memoria de una cámara GoPro durante el operativo, señalando que “el funcionario que incurre en sacar el elemento de la cámara y destruirlo lo hace de forma inadecuada y por lo tanto tiene que responder ante los tribunales”.

Además, el general director de Carabineros aseguró que se sintió “engañado” ya que los funcionarios en cuestión “mintieron en todo momento. Me afecta de todas maneras”, recalcó, agregando que ya “se tomaron las medidas que estimamos adecuadas”.

Soto señaló que “cada vez que ocurre una situación irregular cometida por uno de nuestro carabineros, vamos a tomar las medidas de inmediato, sean estas drásticas y afecten a las personas que sean, pero tenemos que ser transparentes”.