Durante horas de la mañana de este miércoles comenzó el segundo proceso de expulsión de ciudadanos colombianos con penas delictivas de nuestro país, operativo liderado por el Ministerio del Interior en conjunto a la las fuerzas policiales.

Se trata de 31 ciudadanos colombianos, de los que 21 subirán desde el Grupo 10 de la FACH a un avión Hércules C130 que hará una escala en Iquique donde recogerá a otras 10 personas de la misma nacionalidad para dejarlos en territorio colombiano, específicamente en Bogotá.

Según detalló el abogado Mijail Bonito, todos los expulsados tienen condenas en Chile por tráfico de drogas, robo con intimidación o tenencia ilegal de armas y fueron condenados a penas privativas de libertad.

Además, según indicó, tendrán prohibición de ingreso al país por 10 años y quedan en libertad al llegar a Colombia,  a menos que tengan condenas pendientes en su país.

Pero este no es el único operativo que se realizará durante el día, ya que esta misma jornada otras 40 personas, de los que 35 son de nacionalidad peruana y 5 de nacionalidad boliviana, también serán expulsadas por los mismos delitos que los del primer grupo.

Es así como en esta misma jornada se realizarán un total de 71 expulsiones de extranjeros.

Esto se suma al primer operativo que organizó el gobierno el 16 de agosto, donde fueron deportados 51 extranjeros condenados por delitos cometidos en Chile, sumando un total en este año de 1.682 expulsiones.